La crónica: Lunes Santo

Categories: Banda,Noticias

Archicofradía de Estudiantes (Antequera) | @BCT_veracruz

Lunes Santo de ensueño. Y es que en el día de ayer el tiempo quiso respetar esa unión de veinte años entre dos pueblos, Antequera y Almogía, hechos Hermandad y Banda. Ni el agua ni la lluvia quisieron estropear este mágico vínculo que ayer cumplía dos décadas y que seguro estamos cumplirá muchas más.

La Banda, puntual y nerviosa aguardó el desfile de los hermanacos que se desarrolló con total normalidad y en el que se interpretaron varias marchas tanto ordinarias como clásicas en un recorrido en el que cada vez se puede observar mas público. Calle Duranes aún con la luz del día parecía saber que le esperaba esa noche, que algo especial se iba a vivir en ella.

Sin  ninguna dilación, la hermandad estudiante comenzó a salir normalmente tras el siempre agradecidísimo ágape a la Banda. El Stmo. Cristo de la Sangre, Santo Cristo Verde y la Ntra. Sra. de la Vera+Cruz salieron a la calle: el Lunes Santo se hizo en Antequera. El andar del Nazareno, nuestro ya Señor de la Sangre, fue sublime; la unión y el cariño con la banda de cornetas y tambores es más que patente, los hermanacos mecieron a la imponente talla con todo el repertorio de la banda, aguantando todas y cada una de las marchas. ‘Consuelo’ (J. Águila&I. Gómez) y ‘Madre’ (R. Rdguez.) en la plaza de San Sebastián, donde los tres titulares mecieron juntos al paso de su nueva marcha ‘A tu paso por Duranes’ (Rafael Herrera); en la iglesia de los Remedios, o el anticipo de Martes Santo con la marcha ‘Rescate’ (J. Pérez del Pino). Muchos momentos que seguro quedaron grabados a fuego para todos los que allí estábamos.

Pero su calle esperaba. Todos lo sabíamos. Calle Duranes fue un frenesí cofrade, calle virtuosamente recorrida por los hermanacos de un solo tirón, y en el que la Banda respondió como solo ella sabía. Cinco marchas seguidas para recorrer ese pedacito de cielo Antequerano: ‘A tu paso por Duranes’, ‘Cristo del Amor’ (Escámez), ‘Consuelo’, ‘Expiración’ (Escámez) y ‘Madre’ fue la banda sonora de la calle, que seguro seguirá sonando en nuestras cabezas durante mucho tiempo. Histórico.

San Francisco se veía ya más cerca que lejos; los tres titulares llegaron a su casa y a sones de Marcha Real entraron a la misma. Ya dentro la Banda de música aguardaba, como no podía ser de otra manera, con una magistral ‘Rocío’ (Vidriet) que salió de sus instrumentos como cada Semana Santa; después nuestro turno, con ‘Sentimiento Gitano’ (R. Rdguez.) y “Madre” enlazada con una Marcha Real que puso punto y seguido hasta el próximo Lunes Santo.

Por @fm_caro

Archicofradía de Estudiantes (Antequera) | @BM_veracruz

Como si de una relación de amor se tratara, así han transcurrido veinte años desde que allá por el año 1993, nuestra banda de música acompañara por primera vez a la cofradía de los Estudiantes de Antequera y en particular a su Virgen, Ntra. Sra. de la Vera+Cruz.

Todo empezó como suelen comenzar los noviazgos, los primeros años marcados por la ilusión, la novedad, el cosquielleo de una Semana Santa singular y nueva, un titular majestuoso al que acompañar… Después llegó el tiempo del aprendizaje mutuo, de la inmersión en una tradición con raíces propias, de saber qué era un hermanaco o que simbolizaban sus bandas verdes… Y ahora, veinte años después, la relación de nuestra Banda de música con Ntra. Sra. de la Veracruz ha llegado a su madurez. Es la hora del amor sereno, hondo y armonioso, al que se llega por la vía del conocimiento mutuo y profundo. Nuestra banda ya sabe las calles que seguir, las esquinas donde interpretar ‘Señora de San Francisco’ (M. López) o ‘Cofradía de Estudiantes de Antequera’ (P. Artola). Conoce el pulso de los portadores y responde con melodías afines. Hoy, trono, portadores y banda son una sola alma.

En la tarde-noche de ayer, Antequera se echó a la calle y se volcó con la cofradía a la que nuestra banda acompaña cada año. Arrancando con ‘Virgen de Gracia’ (P. Artola) y seguidamente de ‘La Macarena’ (Paco Lola), la Virgen de la Vera+Cruz se presentó a los antequeranos esplendorosa. La Banda se gustó desde los primeros momentos y recurrió a lo mejor de su repertorio, ‘Hossana in Excelsis’ (Óscar Navarro), ‘Macarena’ (Abel Moreno), ‘Madrugá Macarena’ (P. Ojeda) o ‘Madre Hiniesta’ (M. Marvizón), a lo que los portadores respondieron con mecida acompasada, aguantando cada marcha, parando y arrancando al compás de cada obra. Sin duda cabe resaltar la masiva asistencia de antequeranos, que desde la salida jalonaron a lado y lado el cortejo procesional. Hileras de vecinos, cofrades y turistas aguardaban en cada esquina, en cada acera, arropo que agradeció la banda y que sirvió de acicate para dar lo mejor de nosotros mismos.

Una vez transcurrido el recorrido oficial, la banda se fue preparando para calle Duranes. Uno de los momentos cumbres de la procesión. Tras consensuarlo con el Mayordomo de la Virgen, la banda colocó en los atriles ‘Rocío’ y ‘Veracruz Madre de los Estudiantes’. La entrada a calle Duranes con el solo de flautín fue espléndida, a lo que siguieron, sin respiro, los acordes de la marcha que Sergio Bueno compusiera para esta cofradía. Los que allí esperaban prorrumpieron en aplausos y el transitar por esta calle no dejó a nadie indiferente. Una vez encarada la Plaza de San Francisco, Ntra. Sra. de la Vera+Cruz, el Santo Cristo Verde y el Nazareno de la Sangre se despidieron de los fieles a los sones de ‘Fuengirola te Corona’ (Fco. Fernández). Una vez en el interior del templo todo se dispuso para la despedida final. No cabía un alfiler. Año tras año este momento mágico congrega a más y más antequeranos que no quieren perderse a sus titulares frente a frente, con mecida enérgica a los sones de ‘Rocío’. Todo un espectáculo cautivador al que cada año nuestra Banda contribuye poniendo el corazón en cada nota. A la misma cofradía que dijo de nuestra banda: ‘Nunca fueron ni serán mejores sones que los de la banda de la Vera+Cruz de Almogía’, nosotros le decimos que ‘mientras la Virgen quiera, nuestra banda seguirá acompañándola por los años de los años’.

Por @AullidoGlaciar

Deja un comentario