V.DOLORES2Imagen de vestir, o de candelero, cuyo autor desconocemos al no poseer la hermandad ningún documento que lo atestigüe ni pueda adscribirlo a ningún taller u obrador de los que se encontraban operativos en la época y zona de ejecución. La pieza, procedente del culto doméstico y privado fue donada a la Venerable Hermandad en el año 1947 tras la desaparición de la imagen primitiva, por Dª Candelaria Arrabal Antúnez y restituída al culto público por el canónigo D. José Suárez Faura el 29 de Marzo del mismo año.

De características propias de las dolorosas malagueñas de los s. XVII-XVIII, fue realizada en tamaño académico como un busto, al que posteriormente y respondiendo a las exigencias de su función procesional se le añadió el candelero que la mantiene erguida. Presenta manos juntas y dedos entrelazados en actitud orante y el rostro lloroso de expresión dramática. Su cabeza levemente inclinada hacia el lado derecho, junto con las manos recogidas hacia el pecho muestran una actitud de recogimiento y oración muy propia de los tipos iconográficos establecidos por Mena y sus seguidores y muy propicios a cubrir los gustos de la clientela de la época que gustaba de adquirir este tipo de piezas para el culto doméstico y conseguir así un clima de oración íntimo. Aunque muy manipulada a lo largo de los años, la imagen se encuentra recientemente restaurada (09/02/08) por el Licenciado en restauración escultórica D. Francisco Naranjo Beltrán, que ha conseguido recuperar su policromía original de tez pálida y de gran virtuosismo técnico que llena de matices y enriquece un modelado más esquemático.

Es procesionada el Jueves Santo tras el paso del Santo Cristo de la Vera+Cruz.