En 1.941, tras el tremendo impacto que deja en Málaga y provincia la contienda civil, se reorganiza la Hermandad del Santo Cristo de la Vera+Cruz, advocación primitiva que da título principal a la cofradía. Tras los primeros meses de funcionamiento, gracias a los incipientes esfuerzos de directivos y hermanos, se adquiere a través de la gestión del Hermano Mayor Sebastián Luque la actual imagen del Santo Cristo de la Vera+Cruz. Su restitución al culto se lleva a efecto con su Bendición canónica el 23 de marzo de 1.942, ubicándose en la cuarta Capilla de la Nave del Evangelio de la Iglesia Parroquial y realizando su primera salida procesional ese mismo Jueves Santo.

Desde el punto de vista iconográfico, la imagen sagrada del Santo Cristo de la Vera+Cruz es un crucificado atribuido al malagueño Pedro Pérez Hidalgo realizada entre finales de 1941 y comienzos de 1942 que fue adquirida por mediación del conocido cofrade Miguel Hermoso. Representa el momento evangélico de Cristo muerto en la Cruz (Jn 19,34). Esta imagen, que vino a sustituir la valiosa y añorada talla desaparecida en 1.936, fue restaurada a finales de 1987 por el propio autor. Se trata de un armónico crucificado que presenta unas líneas básicas de proporciones y corrección anatómica de favorable factura. Su rostro, despejado de cabellera, parece ser el resultado de la fusión de la imaginería granadina con el estilo y los recursos de Palma Burgos, con quien precisamente trabajaba Pérez Hidalgo en el periodo de hechura de la imagen. Se procesiona la noche del Jueves Santo precedido de la reliquia del Santo Lignum Crucis.