Nota de prensa

Categories: Banda

La banda de música del Santo Cristo de la Vera+Cruz de Almogía ha finalizado la grabación de su segundo disco con motivo de su treinta aniversario. Los beneficios obtenidos por su venta se destinarán al Asilo de los Ángeles de Málaga.

Se trata de un doble CD que llevará por título «30 años de Fe Musical» y en el que se mezclan obras de jóvenes compositores andaluces junto a clásicos de Perfecto Artola, Manuel Castillo o José Gardey, entre otros; y música de cámara. Asimismo, recoge sendas saetas interpretadas por el cantaor Antonio Canillas, creador de la saeta malagueña, Isabel Guerrero, ganadora del Concurso Nacional de Saetas Ciudad de Málaga que organiza la Peña Trinitaria de Málaga, y el famoso artista de la copla Antonio Cortés.

La grabación del disco, realizada en el emblemático escenario malacitano del antiguo Real Conservatorio María Cristina, se enmarca dentro de los actos programados con motivo de la celebración del 30 aniversario del nacimiento de la agrupación musical. Tras los conciertos de marchas procesionales celebrados en la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Almogía y en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de la capital malagueña, este disco es el colofón a los actos conmemorativos del aniversario de la banda de música.

El disco será presentado el próximo 5 de marzo, Miércoles de Ceniza, a las 20:30h. en la Sala María Cristina por el periodista y cofrade Antonio Márquez. El precio de la entrada será de 10€ que será canjeable por un ejemplar del doble CD tras el concierto.

La banda de música, que inició su andadura en 1983, está formada por 65 músicos, con edades comprendidas entre los 9 y los 25 años, dirigidos por Carlos Manuel Puche Nuño y Salvador Vázquez Sánchez.

El Asilo de los Ángeles es la única residencia benéfica que existe en la actualidad en Málaga, ubicada  en el barrio de Miraflores de los Ángeles de la capital malagueña. Se trata de una hacienda convertida en monasterio franciscano hacia 1585 al que más adelante, y debido a su ubicación extramuros, se le dio un uso sanitario hasta que en 1893 fue establecido finalmente como asilo.

Antonio Cortés momentos después de la grabación de la saeta.

Deja un comentario